Educación presente y futura

El aprendizaje de la robótica y la programación crece en importancia

Sergio Martínez Sergio Martínez Juan Marín

La educación es uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad. Un derecho universal, básico y que cimienta nuestro presente y futuro. Un elemento tan primordial que no puede vivir ajeno a los cambios y avances que se producen en todo el mundo, en especial desde la llegada las Tecnologías de la Información.Está cambiando, y aunque todavía quedan muchos pasos por dar, algunos ya están mostrando el camino para una educación integrada en esta nueva era que explora nuestro presente pero muestra el futuro.

La educación vive un momento convulso y apasionante. Cada día en las aulas riojanas las aplicaciones y posibilidades que ofrecen las TIC se encuentran más presentes de diversas formas. Juegos de aprendizaje, contenidos virtuales, nuevos dispositivos con los que hacer los deberes... Algunos colegios riojanos, como La Guindalera de Logroño, cuentan con su propio proyecto TIC integrado en el día a día de los alumnos.

Los avances son claros pero pausados, sin adaptarse del todo a la realidad que impone la era de la información y las tecnologías. Existen nuevas posibilidades y nuevas demandas. Explorar esas vías es uno de los retos de proyectos como iSchool, una escuela especializada que realiza actividades extraescolares con un programa que integra robótica, programación y electrónica. Una oferta para niños y jóvenes riojanos desde los 4 a los 18 años, tanto en los centros educativos como en las instalaciones de iSchool.

Juan Nuñez, director de iSchool, detalla la importancia de este tipo de contenidos en la educación:«El propio conocimiento técnico les ayudará en el futuro, pero hay muchos aspectos más allá de los contenidos, como el aprendizaje del trabajo en equipo, el progreso a lo largo de los años o el fortalecimiento del pensamiento lógico. Enseñarles a pensar les ayuda a abordar cualquier tipo de problema en su día a día».

Los nativos digitales asumen aplicaciones y conceptos impensables hace unas décadas como propios, pero también resulta interesante, apunta Juan Núñez, «enseñarles a entender la tecnología», ya que el conocimiento de niños y jóvenes sobre la misma no pasa en líneas generales de un nivel de usuario.

Las posibilidades que ofrecen las múltiples herramientas de la era digital se abren terreno en la educación, como ejemplifica iSchool, que está presente con sus clases extraescolares en más de treinta colegios riojanos y alguno de Navarra. «Se empieza a hablar de la necesidad de implantar estos contenidos, pero no es un estándar», explica Juan Núñez. Otros países europeos van por delante en ese camino, como es el caso del Reino Unido, Estonia y Finlandia, que están implementando en su currículo escolar asignaturas de programación o se aprovechan de ella para integrarla en el resto de materias.

Numerosas experiencias y estudios recalcan la necesidad de plantearse una introducción del aprendizaje de la robótica o la programación desde edades tempranas. Al fin y al cabo, son cuestiones con las que conviven en el presente y que marcarán su futuro. Según el Foro económico de Davos del pasado año, el 65% de los niños trabajarán de adultos en profesiones que actualmente no existen o que empiezan ahora a crearse. Nanomédico, piloto de drones, operario de robots, desarrolador de realidades virtuales, impresor 3D... Un mañana al que llegar preparado.

Artículos de opinión

© larioja.com
Calle Vara de Rey,74. Bajo. Logroño.