8 de marzo 2020 // Día Internacional de la Mujer

«Se truncan carreras brillantes solo por ser mujer»

Ana Zaldívar Salaverri. Ingeniera de procesos en J&J Vision (Suecia)

Ana Zaldívar Salaverri
luismi cámara s. tercero

Reside en Uppsala donde desde hace nueve años trabaja como ingeniera de procesos en J&J Vision. Hace casi dos años fue madre y en Suecia disfruta de un modelo en el que la aplicación de la igualdad «lleva décadas de ventaja» a España. Pese a que, «en general», la logroñesa Ana Zaldívar Salaverri no se ha sentido discriminada ni en los estudios ni en el trabajo, tiene claro que queda mucho terreno por recorrer porque «se truncan carreras profesionales brillantes por el mero hecho de ser mujer».

El campo de la Ingeniería, desde los estudios al mercado laboral, está dominado por hombres. ¿Cree que ha habido una evolución y que se ha perdido el 'miedo' a carreras técnicas normalmente copadas por hombres?

Sí, pero queda mucho por hacer. En los últimos años, el número de estudiantes de carreras técnicas ha disminuido considerablemente, tanto en mujeres y hombres, y eso no es bueno para el desarrollo del país. Se debería promocionar más este tipo de carreras y darlas a conocer entre los más jóvenes, especialmente en chicas. Habría que mostrar el lado social de la ingeniería y cómo se desarrolla nuestro día a día en el trabajo. Aquí entran en juego tanto universidades como empresas. Mostrar que nuestro trabajo ayuda a mejorar nuestras vidas, incluso salvarlas... y que no hay que tener miedo ni a las matemáticas ni a la física, especialmente con todas las herramientas informáticas de las que se dispone en la actualidad... 

¿Qué haces para contribuir a alcanzar la igualdad plena?

Intento compaginar mis roles de trabajadora, mujer y madre. Es sacrificado, pero es el camino. Me gustaría puntualizar que para mí resulta igual de sacrificado que para mi pareja (eso es igualdad, ya que sin su apoyo nada de esto tiene sentido).

¿Se ha sentido discriminada a lo largo de tus estudios o de tu trabajo por tu condición de mujer?

En general, no. Aunque sí escucho historias de amigas, que me hacen volver a la realidad y darme cuenta de que hay que ponerse manos a la obra, porque sí que todavía, el ser mujer, hace que se trunquen carreras profesionales brillantes. Considero que las mujeres conseguimos tareas o puestos de responsabilidad tras demostrar que valemos para ello, y no únicamente por nuestro potencial. Algo en lo que los hombres lo tienen algo más fácil, y esto es cuestión de prejuicios inconscientes que cuesta cambiar. Hay un lema muy provocador que dice: "habrá igualdad cuando una mujer mediocre ocupe un alto cargo, como ya lo hacen los hombres mediocres"

Hay tres puntos básicos en el camino hacia la igualdad: conciliación familiar, equiparación de sueldos e introducción en puestos directivos. ¿En qué situación ve que se encuentran en estos momentos y cuáles deberían ser los puntos de avance innegociables que se deberían conseguir lo antes posible?

La conciliación familiar es una utopía hoy en día, y lo considero algo esencial, que muestra el grado de desarrollo de una sociedad. En la mayoría de los casos, la mujer es la que renuncia a su carrera para poder conciliar y crear una familia.  La equiparación de sueldos, por supuesto, aunque yo creo en el nivel salarial en base a resultados (que no implica más horas). La introducción en puestos directivos es algo que irá llegando con el tiempo, cuando los puntos anteriores se vayan implementando y normalizando.

¿En qué se diferencia el modelo sueco con el español en cuanto a igualdad? ¿En qué debe avanzar España? ¿Cuál es su experiencia personal de estas diferencias en el terreno laboral y en el personal y familiar?

En Suecia nos llevan décadas de ventaja, pero esto no me desalienta, porque si en algo somos buenos los españoles, es en la rapidez de acción. Habría que empezar implementando medidas, y a la vez dando tiempo a la sociedad para ir asimilando esos cambios. Recuerdo una amiga sueca que me comentaba que su madre, ya jubilada, fue futbolista profesional, y yo no me lo podía ni imaginar en la generación de mi madre...  Aunque la brecha de género es todavía considerable en altos cargos.

En el terreno personal y laboral, nunca he visto un gesto machista, los cuales tenemos muy normalizados en España y hacen tanto daño. Antes de pensar en medidas, deberíamos replantearnos ser más políticamente correctos en este tema, y respetarnos más. Pensar si nuestros actos o comentarios los podrían escuchar nuestros hijos/as sin que les repercutiese negativamente en su futuro.

Hace 2 años fui madre. Tuve la oportunidad de disfrutar de un permiso de maternidad bastante prolongado, al igual que su padre. Antes de esto, varios de mis compañeros hombres estuvieron de baja por el mismo motivo. Tener familia es algo natural y así lo toma la sociedad... ¿si no cuidas tú de tus hijos, quien lo va a hacer por ti? Al fin y al cabo, varios meses no significan nada en la vida laboral de una persona, ni hacen que empresas cierren. Me encanta la imagen de grupos de padres en la cafetería o el parque con los carritos de sus bebés. El estado sueco, más individualista, entiende que no necesariamente tenemos apoyos familiares, cosa que en España damos por sentado (¡cuánto hacen los abuelos españoles y cuanto hay que valorarlos!). Si nuestro hijo enferma, uno de nosotros se queda en casa cuidándolo, o nos turnamos medio día cada uno para no perder el hilo en el trabajo. Tenemos flexibilidad total cuando esto sucede y esos días los paga la seguridad social.

Aquí se le da mucha voz y a los jóvenes, y no se tiene miedo darles cargos de alta responsabilidad, incluso en el gobierno. Escuchar y creer en las nuevas generaciones que queremos cambiar las cosas y tenemos la energía suficiente para ello.

Hasta en la iglesia hay mayor igualdad, y tanto mujeres como hombres pueden ser sacerdotes. No olvidemos que  es un  sector importante en la sociedad y mucha gente se identifica con ella.

Las mujeres han recorrido ya un buen trecho del camino hacia la igualdad laboral. ¿Cuáles considera que son los siguientes pasos a dar hasta alcanzar la plena igualdad? ¿Cree que la próxima generación de mujeres alcanzará esa plena igualdad?

Debemos seguir así, luchando por la igualdad de oportunidades y porque esto sea respaldado desde las estructuras del estado. Creo que todavía quedan varias generaciones hasta la plena igualdad. Hasta que las chicas recién salidas de la universidad tengan el mismo número de referentes hombres como mujeres.

¿Piensa que faltan muchos techos de cristal por derribar? ¿Cuáles cree que son los más necesarios de romper?

El primero el techo nos lo ponemos nosotras mismas, y la sensación de culpa por querer progresar sin tener que renunciar a nada, ya que eso no es posible a día de hoy. Pero hay que cuestionar de dónde viene esa culpa, y si nos planteáramos las mismas cosas siendo hombres. Luego está el familiar, donde nuestras parejas tienen que entender y compartir que no tenemos por qué renunciar a nada, y debemos ser aliados.  Si conseguimos romper estos dos techos, tenemos mucho camino andado, ya que al fin y al cabo las empresas están formadas por esos mismos hombres y mujeres. Eso sí, para que todo esto se consiga hace falta apoyo de las instituciones.

La maternidad se convierte en muchas ocasiones en un problema para optar a un trabajo o para progresar dentro de una empresa. ¿Qué medidas tomaría para eliminar esta discriminación?

Algunas de las medidas parece que se empiezan a implementar poco a poco, o sea que se va en buen camino. Permisos de maternidad y paternidad algo más prolongados (no olvidemos que la OMS recomienda lactancia materna mínima de 6 meses) y de igual duración para ambos cónyuges (con flexibilidad). Esto ayuda a que, a ojos de un nuevo jefe, las mujeres estemos en igualdad de condiciones, y realmente se mire el potencial de cada uno y no el género. Las guarderías no serían necesarias hasta que el niño/a cumpla su primer año de vida, y seguro que esto ahorra dinero al país. Permitir más flexibilidad en la jornada laboral, incluyendo trabajo a distancia, pare que ser madre/padre no afecte nuestro rendimiento...

¿Qué hace usted para contribuir a alcanzar la igualdad plena?

Intento criar a mi hijo en la igualdad, y me cuestiono a mí misma, para saber si mis pensamientos o acciones son en realidad heredados de una sociedad caduca/patriarcal, o si se cimentan en la igualdad. Esto también aplica a mis compañeras de trabajo mujeres, ?me atrevo a interrumpir a mis compañeras más que a mis compañeros? les trato de igual manera?

Me embarco en proyectos en los que hablando de mi experiencia como mujer ingeniera, o del mundo espacial al que he dedicado 9 años, sirva de inspiración para otras niñas (lo que probé en una ocasión y me gustaría repetir es ir a algún colegio o instituto).  

Por último, intento compaginar mis roles de trabajadora, mujer y madre, para que se lleven bien entre sí. Es sacrificado, pero es el camino, y me gustaría puntualizar que para mí resulta igual de sacrificado que para mi pareja (esto es la igualdad, ya que sin su apoyo nada de esto tendría sentido). 

Relacionadas