8 de marzo 2020 // Día Internacional de la Mujer

Una carrera de fondo de casi 40 años

Paridad alcanzada. El actual Ejecutivo es el primero en el que la presencia femenina está equilibrada con la masculina

Mujeres del Gobierno de La Rioja
luis javier ruiz justo rodríguez

El camino ha sido largo y ha estado plagado de ausencias. Tanto que recuperar ahora alguna de las fotos de familia de los tres primeros Ejecutivos regionales, los presididos por Luis Javier Rodríguez Moroy (UCD), Antonio Rodríguez Basulto (PSOE) y José María de Miguel (PSOE) provoca el mismo sonrojo incómodo que ahora, casi 40 años después, destilan las imágenes de algunos consejos de administración. Aquellos tres gobiernos desconocían el significado de conceptos como el de paridad y todos sus integrantes eran hombres.

Han tenido que pasar 38 años no solo para que una mujer, en este caso Concha Andreu, sea la jefa del Ejecutivo regional sino para que el equilibrio alcance las reuniones del Consejo de Gobierno: junto a la presidenta se sientan Sara Alba (Salud), Raquel Romero (Participación, Cooperación y Derechos Humanos), Eva Hita (Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población) y Ana Santos (Servicios Sociales y a la Ciudadanía) junto con otros cinco hombres. Un equilibrio perfecto. «Es un orgullo contar con un equipo de Gobierno igualitario, donde las mujeres, en los diferentes niveles, tienen la representación que corresponde», confiesa la presidenta.

¿Qué papel juega la igualdad en la acción de gobierno ?

Es uno de los retos que tenemos desde el primer día. Únicamente desde la lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres podemos encarar los retos laborales, demográficos y sociales que se presentan en nuestra sociedad actual. (Concha Andreu, presidenta)

Andreu es la primera, pero bien pudo haber sido la segunda. Porque Alicia Izaguirre, en 1987, tuvo en su mano todas (o casi todas) las papeletas para ser la primera presidenta regional. Ganó las elecciones con el PSOE, pero la alianza entre el PP y el PR (junto a la abstención del CDS) bloquearon su paso hacia el Palacete e hicieron presidente regional a Joaquín Espert.

En esa legislatura no hubo presidenta regional, pero sí que situó en la foto del Ejecutivo regional por primera vez una mujer. Carmen de Miguel (PP) se convirtió no solo en la primera consejera de La Rioja (lo fue de Educación), sino en la primera mujer que asumía una cartera autonómica en toda España. Ella abrió un camino con diez metas volantes hasta la situación actual: Elvira Borondo (PR), Carmen Valle (PSOE), Ana Leiva (PSOE), Aránzazu Vallejo (PP), Sagrario Loza (PP), Concepción Arruga (PP), Begoña Martínez (PP), María Martín (PP) y Leonor González Menorca (PP).

No solo la primera línea política ha necesitado demasiado tiempo para dar cabida a la mujer. También la segunda, la de los altos cargos intermedios. En la primera legislatura, allá por 1983, apenas representaban el 5,26%. Un porcentaje que se resumía en dos nombres: Nieves Jiménez García, secretaria técnica de la Consejería de Industria y Comercio y María del Carmen Castro Rojas, directora regional de Hacienda, de la Consejería de Hacienda y Economía.

En la actualidad, el equipo de altos cargos del Ejecutivo de Andreu es mayoritariamente femenino con un 55,1% de mujeres. Más allá de esos altos cargos, La Rioja es una región gestionada por mujeres. Y es que en la Administración regional (que acumula el 64,1% del personal funcionario de toda La Rioja) 7 de cada 10 empleados son mujeres.

«La lucha contra la desigualdad es uno de los retos que tenemos desde el primer día en el Ejecutivo», defiende Andreu. «Únicamente desde la lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres podemos encarar los retos laborales, demográficos y sociales que se presentan en nuestra sociedad actual. Todavía queda mucho camino por recorrer, pero poco a poco nos vamos acercando a nuestra objetivo: lograr una sociedad más justa, más libre y más igualitaria», completa.

Relacionadas