8 de marzo 2020 // Día Internacional de la Mujer

«Creo que el siglo XXI va a ser el de la mujer»

Raquel Pérez. Cuevas Consejera delegada del Grupo Ontañón

Raquel Pérez
I. GARCÍA miguel herreros

Consejera delegada del Grupo Ontañón, vicepresidenta del Grupo Rioja, vocal en el Consejo Regulador... Raquel Pérez es una de las mujeres más influyentes en la DOCa Rioja y una referencia para las futuras generaciones de un sector en el que la figura femenina está ganando protagonismo.

La presencia de la mujer en el mundo del vino es cada vez mayor. Hay más enólogas, más viticultoras... ¿Cree que se están dando pasos para una igualdad real entre hombres y mujeres en el sector?

Pienso que esta situación está llegando de una forma natural y de la mano de mujeres con gran vocación que con su tesón han roto barreras y se han dedicado a la viña, al vino y a la comercialización y la gestión de las bodegas. Este sector ha sido históricamente muy masculino, incluso en el consumo de vino, pero esto ha cambiado de forma radical.

¿Qué haces para que la siguiente generación consiga alcanzar la igualdad plena?

Lo más importante es predicar con el ejemplo. Así, el equipo del que soy responsable en Ontañón está compuesto por más mujeres que hombres. Creo además que he abierto caminos a otras mujeres en muchos foros, reuniones, asociaciones y en otros ámbitos donde su presencia había sido mínima o inexistente. Aparte, considero importante valorarme, respetarme y confiar en mí misma, tanto como profesional como mujer. Pienso que debemos hacerlo todas y esos son los valores que día a día enseño y comparto con mi hija Manuela y con mis dos hijos Gabriel e Ignacio.

¿Han tenido más fácil las mujeres de su generación alcanzar puestos de responsabilidad que las de generaciones anteriores?

Sin duda alguna. Antes, salvo que una mujer se quedara viuda, como el caso de algunos ‘champagnes’ de renombre en Francia, no trabajaba en la bodega. He conocido a muchas mujeres de una o dos generaciones anteriores a la mía cuya familia ha tenido bodega y no tuvieron la oportunidad de trabajar en ella. Sólo de oírlas, cómo hablan de la bodega de su familia, con qué cariño y cómo les brillan los ojos, creo que hubieran hecho un trabajo excelente. Cuando me ven, valoran más que nadie los logros que las mujeres hemos conseguido en el mundo del vino.

A pesar de eso, en órganos como el pleno del Consejo Regulador la presencia femenina es aún menor (tres mujeres). ¿Piensa que con el tiempo se equipararán esos números?

Estoy segura de que eso será así en el futuro. Y aunque no creo en la paridad al 50/50, sí que pienso que debería haber más presencia femenina en ese tipo de organismos, al igual que la va habiendo en otros ámbitos del mundo del vino, como las bodegas o las viñas.

¿Cree que todavía quedan pasos por dar para lograr esa igualdad deseada?

Sí, quedan pasos por dar para llegar a esa igualdad, pero se está avanzando en el buen camino. Creo que el siglo XXI va a ser el de la mujer.

Relacionadas