Seguridad vial


1997: M├ís de 5.000 muertos en Espa├▒a por accidentes de tr├ífico, apenas hab├şa radares ni controles de alcoholemia y el tiempo de respuesta en los rescates superaba, en muchos casos, una hora y media: todo un reto para una empresa gru├şstica, especializada en este sector

2017: Pese a que sigue habiendo puntos negros, la siniestralidad en carretera se ha reducido, se han introducido novedades como el carn├ę por puntos y los plazos a la hora de atender cualquier accidente se han acortado

Texto: I├▒aki Garc├şa | Fotograf├şas: D├şaz Uriel

Ojal├í llegue un tiempo en el que la siniestralidad en carretera llegue a cero. Parece una quimera, es cierto, pero tambi├ęn lo es que el n├║mero de fallecidos en accidentes de tr├ífico se ha visto dr├ísticamente reducido en los ├║ltimos veinte a├▒os. Pese a que siguen existiendo puntos negros (la N-232 es un ejemplo) se ha pasado de los m├ís de 5.000 fallecidos en Espa├▒a en el a├▒o 1997 a los poco m├ís de 1.000 en el 2016. Se ha evolucionado, s├ş, pero en este ├ímbito nunca es suficiente.

Las razones que pueden explicar este decrecimiento de la siniestralidad son variadas y van desde medidas como la entrada en vigor del carn├ę por puntos, la multiplicaci├│n de los radares y de los controles de alcoholemia y drogas, la mejora de la seguridad de los veh├şculos o el uso generalizado, por ejemplo, del cintur├│n de seguridad. Pero tambi├ęn ha influido, y mucho, la capacidad de reacci├│n, tal y como explica Roberto Gonz├ílez, de Gr├║as Gonz├ílez e hijos. ┬źEl tiempo de respuesta ante un rescate se ha acortado┬╗, cuenta. ┬źAhora se establece, de media, entre 25 y 30 minutos y antes oscilaba entre la hora y media y las dos horas┬╗, a├▒ade.

1997: Gr├║as manuales: A finales de la d├ęcada de los noventa, la tecnolog├şa apenas hab├şa aparecido en el sector de las gr├║as. Las rampas se desplegaban de manera manual y el n├║mero de veh├şculos era mucho menor al actual. Adem├ís, a la hora de acudir a cualquier siniestro, los plazos se alargaban y los operarios no contaban con el equipamiento m├ís adecuado para trabajar de manera segura.

2017: Gr├║as mec├ínicas: En la actualidad, las gr├║as son m├ís avanzadas y ha entrado en juego la tecnolog├şa. Pese a que mover un coche es m├ís complicado que anta├▒o, el equipamiento ha avanzado notablemente.

De 1 a 20

Los plazos se han acortado porque ahora hay m├ís medios. ┬źMi padre comenz├│ en el sector con una sola gr├║a en 1991 y ahora contamos con una flota de 20 veh├şculos┬╗, expone Roberto Gonz├ílez, quien tambi├ęn se├▒ala el uso de la tecnolog├şa como otro de los factores que ha protagonizado la evoluci├│n del sector en las ├║ltimas dos d├ęcadas. ┬źAntes todo se hac├şa a trav├ęs de llamadas de tel├ęfono, pero ahora tenemos una aplicaci├│n que hace que todo sea m├ís r├ípido┬╗, se congratula. ┬źSe suprimen pasos intermedios y la actuaci├│n es mucho m├ís instant├ínea┬╗, remata.

Adem├ís, Gonz├ílez apunta a la formaci├│n y a la seguridad como otros de los ├ímbitos en los que se ha mejorado. ┬źAhora tenemos cascos, guantes y ropa adecuada para trabajar en la carretera y antes no y, aparte, estamos reciclando nuestros conocimientos continuamente a trav├ęs de cursos┬╗, relata. Son mejoras que, vistas las estad├şsticas, est├ín dando sus frutos.

Mucho que mejorar

Las muertes en carretera han descendido de manera notable pero, seg├║n apunta Roberto Gonz├ílez, todav├şa hay aspectos en los que se puede mejorar para hacer esas cifras incluso menores. Uno de los m├ís importantes, tal y como se├▒ala, es el estado de las carreteras.

┬źHay lugares en los que s├ş se ha visto una evoluci├│n, pero aqu├ş en La Rioja no ha habido demasiada┬╗, se lamenta. Los fallecidos en accidentes de tr├ífico en la regi├│n han decrecido desde los 66 de 1998 a los 23 del 2016, pero Gonz├ílez cree necesario un mayor esfuerzo en el ├ímbito de las infraestructuras. ┬źPienso que la mejor evoluci├│n, y casi la ├║nica, que hemos tenido en estos veinte a├▒os ha sido la autov├şa que va hasta Santo Domingo┬╗, finaliza.

El crecimiento


Santiago Gonz├ílez comenz├│ su carrera como aut├│nomo dentro de este sector en el a├▒o 1991 con solamente una gr├║a. Diecis├ęis a├▒os despu├ęs, la empresa cuenta con una flota de veinte veh├şculos y una plantilla de 16 trabajadores a los que hay que sumar al propio Santiago y a sus dos hijos, Roberto y Rub├ęn.