Hay alguien ah铆 afuera


Relato de 24 horas en la vida de la web de Diario LA RIOJA: la informaci贸n (y su impacto en la audiencia) en tiempo real

Texto: Jorge Alacid | Ilustraci贸n: Tris

Ayer llovi贸 en La Rioja. Y puesto que llovi贸, al filo de la medianoche la redactora de guardia en la web avis贸 al meteor贸logo de cabecera del peri贸dico, Jos茅 Calvo, para pedirle que arrojara luz entre tanta tiniebla. Calvo, el hombre que nunca duerme: de madrugada, envi贸 por correo cumplida noticia de semejante acontecimiento, bastante ins贸lito en plena sequ铆a. Luego actualiz贸 el blog que aloja en la versi贸n digital de Diario LA RIOJA y agreg贸 un llamativo material. Fotos y v铆deos. Porque los peri贸dicos de ahora no han nacido s贸lo para ser le铆dos: tambi茅n forman parte del paisaje audiovisual. En esa pieza informativa se observa, gracias a una c谩mara web instalada en la Gran V铆a que Calvo maneja con pericia, el desarrollo de la tormenta mientras descarga un diluvio y algo de granizo sobre Logro帽o: mediante la t茅cnica denominada 鈥榯ime lapse鈥, el lector pudo hacerse cabal idea de que, en efecto, ayer llovi贸 sobre La Rioja.

De lo cual se enter贸 ese amigo lector no s贸lo porque se mojara como cualquier vecino, sino porque el v铆deo de Jos茅 Calvo se encontraba a su disposici贸n a golpe de clic: mejor dicho, de 鈥榮croll鈥. Navegando por su pantalla a primera hora, como uno m谩s de los 70.000 usuarios 煤nicos que visitan la web de este peri贸dico cada d铆a entre semana, la audiencia dispuso de esas im谩genes, de otras fotograf铆as semejantes que daban fe del aguacero, del pron贸stico del tiempo y de la valoraci贸n que merec铆an semejantes contingencias al propio Calvo. Desde primera hora de la ma帽ana, el redactor que abre la web, nada m谩s tomar el relevo de su compa帽era de edici贸n nocturna, hab铆a actualizado la noticia a帽adiendo ese enriquecedor material informativo. Acababa de amanecer: el gr谩fico que informa en tiempo real de c贸mo evoluciona el tr谩fico de la web registraba que esa noticia, y el conjunto de la oferta editorial, gozaba del benepl谩cito de la audiencia. Los responsables del diario sonre铆an: hoy ser谩 otro gran d铆a de tr谩fico.

Sobre todo, sonre铆an quienes se ocupan de abastecer las redes sociales con el caudal noticioso generado en la web d铆a tras d铆a, que se apresuran a publicar la informaci贸n en Facebook, Instagram y Twitter y observan en tiempo real su impacto: bingo. Gracias, Jos茅 Calvo y resto de amigos en esta aventura. Porque, en realidad, todos ellos, (editores, blogueros y resto de integrantes de la redacci贸n) se dedican a sembrar: la aut茅ntica foto de sus desvelos se conocer谩 al d铆a siguiente, cuando se reciba el informe que cada ma帽ana refleja el sobresaliente impacto que Diario LA RIOJA recopila en ese 谩mbito digital. A esa misma hora, ya han aparecido por la redacci贸n buena parte de sus miembros. Los responsable de actualidad activan los mecanismos de producci贸n informativa, confirman el tino acertado de sus previsiones del d铆a anterior, corrigen sobre la marcha las disfunciones observadas en la agenda e incorporan nuevos frentes noticiosos: la doble vida del peri贸dico, sus dos almas anal贸gica y digital, ya carburan. Suenan los primeros golpes sobre el teclado. Avanza la ma帽ana...

...Que siempre se complica: bienvenidos al mundo de lo inesperado, la sal del periodismo. Fluye la actualidad con su propio v茅rtigo, mientras la web se va ordenando met贸dicamente para albergar en su seno su densa oferta informativa y la portada acoge las adictivas irrupciones de ese fen贸meno bendito llamado noticia. As铆 que la agenda de previsiones queda dinamitada. Un suceso, un acontecimiento sorprendente que adopta forma de titular, unas declaraciones de cierta trascendencia: hierve la web porque acaba de brotar lo insospechado, ese tipo de material tan adictivo que tiende a concitar el favor de la audiencia, cuyas filias y fobias se anotan en tiempo real y permiten configurar un producto informativo a la medida de sus inquietudes.

TVR, la cadena de televisi贸n hermana en la multimedia informativa, procura una abundante relaci贸n de v铆deos que completan la agenda del d铆a

Vuela la web. Van rotando los anuncios, sudan los comerciales de Rioja Medios y la blogosfera del diario se nutre de nuevas aportaciones. Los editores siguen enriqueciendo la portada exterior y las interiores mediante un valioso material audiovisual que proporcionan sus colegas de edici贸n gr谩fica y se empieza a cumplir uno de los prop贸sitos centrales con que arranca cualquier d铆a de trabajo en cualquier peri贸dico: relatar la vida. La de La Rioja y la del resto del mundo.

Nueva transici贸n: el elevado ritmo noticioso de la ma帽ana empieza a decaer cumplidas las primeras horas de la tarde. Llega el turno de quienes se ocupan de mantener abastecido el caudal informativo mediante otras aportaciones, tambi茅n de excelente acogida entre los lectores. TVR, la cadena de televisi贸n hermana en la multimedia informativa, procura una abundante relaci贸n de v铆deos que completan la agenda del d铆a. Un material m谩s sutil, que no obedece tanto a las exigencias de inminencia propias de la producci贸n informativa de la ma帽ana, que reclaman en consecuencia una rapidez de respuesta m谩s inmediata. La web puede entonces dedicar algo m谩s de tiempo a una labor que goza tambi茅n de un enorme impacto entre la audiencia: el cuidado de sus canales agregados. Por ejemplo, Degusta La Rioja o lomejordelvinoderioja.com. O todos los proyectos impulsados desde la multimedia que reclaman su cobertura informativa: Reportero Escolar, Riojano Joven y Fresco, Club de Catas, Liga de Golf y Vino, Futuro en Espa帽ol, StartInnova...

Muere la tarde, lo cual en el periodismo cl谩sico significaba que se avecina la hora de cierre. En la web nacida en Diario LA RIOJA hace 20 a帽os, no tanto. Mientras atardece, el equipo nocturno cumple con las obligaciones propias de ese momento. Redactar la 鈥榥ewsletter鈥 que cada d铆a llega sus 9.000 destinatarios suscritos para que en un simple vistazo registren las noticias m谩s sobresalientes del d铆a... Editar la 煤ltima hora, preparar la web para que aterrice suavemente al filo de la medianoche... Y, sobre todo, conversar. Hablar con la audiencia. Porque el periodismo digital dispone entre sus m谩s valiosos atributos de una emocionante capacidad para charlar con los lectores, conocer sus preocupaciones, calibrar la medida de sus anhelos y ofrecer, siempre que se puede, respuesta a sus demandas. Lectores convertidos en fuente de alimentaci贸n de noticias. Lectores que env铆an fotos y v铆deos, que ofrecen el anticipo de alg煤n suceso, que ponen a los periodistas sobre la pista de cualquier asunto de relieve. Lectores que nos corrigen, que se enfadan a veces con nosotros (v铆ctimas como somos de la impericia propia del ser humano tantas veces), que nos felicitan (s铆: a veces tambi茅n nos felicitan). Que en resumen: nos agradecen sentirse vivos, presentes en nuestros quehaceres diarios.

El agradecimiento es mutuo: resulta gratificante saber que hay alguien ah铆 fuera. Lo confirma el editor de cierre cuando vuelve a mirar el gr谩fico que refleja la evoluci贸n del tr谩fico en la web a esa hora.

Sonr铆e.

S铆. Hoy ha sido un buen d铆a.

Una mirada panor谩mica

Las cosas de la globalizaci贸n, las particularidades de las nuevas tecnolog铆as: el mundo se queda peque帽o, como puede observar cualquier miembro de esta redacci贸n cada ma帽ana. Enciende su pantalla y observa la acogida de su oferta editorial en los m谩s apartados rincones del planeta. Amigos que se informan a trav茅s de la web de Diario LA RIOJA como el singular Manolo de Brasil, un inquieto lector que refleja la diversidad de nuestra audiencia. Cuyo impacto se ve favorecido por las eclosi贸n de las redes sociales, donde este peri贸dico recibe una sobresaliente acogida.

Facebook, Twitter, Instagram... Los perfiles de Diario LA RIOJA en esos tres 谩mbitos conocen un impacto de enormes dimensiones , que no dejan de crecer: en Twitter, por ejemplo, dispone de 36.715 seguidores; en Instagram, cuenta con 4.595 y en Facebook, 43.854. Ojo: son cifras al cierre de esta edici贸n, seg煤n la vieja f贸rmula del periodismo. Seguro que esta noche ha habido novedades: no dejan de crecer.

Lo cual permite hacerse una idea de hasta d贸nde llega la mirada del diario digital decano de la regi贸n: una visi贸n panor谩mica que se nutre de una larga n贸mina de aportaciones. No s贸lo la que garantizan los miembros de la plantilla del peri贸dico, sino la que llega desde la redacci贸n central de Vocento, donde se ofrece una completa cobertura de la informaci贸n que traspasa las estrictas fronteras regionales. El abanico de contribuciones se completa con los acuerdos de colaboraci贸n firmados con otras webs amigas, como El Balc贸n de Mateo o El Radionauta. Y la deuda de gratitud que Diario LA RIOJA reserva a sus mejores amigos incluye una menci贸n especial a todos sus colaboradores ajenos a la redacci贸n, la mayor铆a de los cuales presta sus servicios en la blogosfera que nuestra web mantiene activa. Tan vigorosa como el conjunto del peri贸dico.