Unos vienen,otros se van


Diez objetos que cayeron en el desuso, frente a otros 10 que la tecnolog√≠a ha introducido en el d√≠a a d√≠a en los √ļltimos 20 a√Īos

Texto: Belén Martínez Zaporta

Hay sonidos que no volveremos a escuchar, el tiempo los ha hecho desaparecer junto a numerosos objetos que no se utilizarán jamás. No es un misterio, es producto de la evolución, la de las cosas, es la cara más visible del desarrollo de tecnología y de la innovación. Aunque siempre habrá nostálgicos que las conserven en su espacio, la realidad es que en dos décadas el desarrollo tecnológico ha convertido el día a día en más fácil, más cómodo, más seguro e incluso más espacioso.

¬ŅHay algo que suene hoy como el marcar de un n√ļmero con el tel√©fono de rueda? ¬ŅAlgui√©n no recuerda su primera m√°quina de escribir? El ruido al teclear que, a veces era un esfuerzo para las manos por la dureza de las teclas, tuvo su final oficial en el 2012. En los 80, avances como los procesadores de texto para las computadoras personales ya marcaban cu√°l iba a ser su destino. Es el PC el culpable de la extinci√≥n de muchos objetos tanto como de la aparici√≥n de otros. Con √©l lleg√≥ la necesidad de guardar archivos, por ejemplo, en el disquete, aquel ‚Äėsoporte de almacenamiento de datos‚Äô que acumul√°bamos con sus iguales en cajones y al que despu√©s le quit√≥ su trono el CD. Ambos enormes y con menos capacidad que aquel que le ha sustituido en los √ļltimos 20 a√Īos, el pendrive, que se lleva hasta en un llavero. Similar es el caso de las casetes. Primero se escucharon en el radiocasete, despu√©s en los aparatosos walkmans. A ellos les derroc√≥ el compac disc y su aliado, el discman. Esta parte del ocio musical sigue en una continua transformaci√≥n, pero ¬Ņy el de los viajes? Hace tiempo que se acabaron las discusiones en el coche por qui√©n interpretaba el mapa de carreteras de papel. Es la voz del navegador la que indica cu√°l es la direcci√≥n a seguir. Ahora estas planeadas aventuras son diferentes y m√°s lo ser√°n con la irrupci√≥n del coche el√©ctrico. Se acab√≥ la gasolina (alg√ļn d√≠a).

Si nos referimos al equipaje, el de hoy puede ser m√°s ligero del que se preparaba antes. Con la tableta, ya no hace falta cargar con el ordenador port√°til, aunque hay quien aprovecha este espacio para el √ļltimo gran juguete, no se van sin su drone. El smartphone permiti√≥ olvidar en casa los carretes para las fotos, ¬Ņcu√°ntas im√°genes se han perdido acompa√Īadas por la frase ‚Äėse han velado‚Äô tras un rayo de sol? Ahora se ven al instante y se env√≠an al momento gracias al wifi. Ya no sabemos qu√© es el revelado. Pero hubo un antecesor en papel que nos otorgaba la instantaneidad, la polaroid. Aquella c√°mara dejaba salir por una ranura delantera la fotograf√≠a con la que hab√≠a que ‚Äėabanicarse‚Äô para que aparecieran en segundos los elementos ‚Äėcapturados‚Äô. Conocimos antes un sistema parecido instalado en plena calle, una cabina autom√°tica equipada para obtener fotograf√≠as en minutos. Retrat√≥ encuentros entre amigos, amantes, primeras citas y ¬Ņaburridas fotos para el dni? Es el fotomat√≥n. Se digitaliz√≥ y ahora se ofrece para eventos como un elemento de diversi√≥n. A veces, lo antiguo se renueva y ‚Äėcambia‚Äô sus funciones.

10 objetos que han desparecido de nuestra vida...


Cómodos y seguros

La concepci√≥n de una idea a veces conduce a una nueva tecnolog√≠a y con ella a la creaci√≥n de nuevos objetos. Este proceso ha concluido en diversas ocasiones en la prohibici√≥n de fabricar algunas cosas con las que hemos convivido. As√≠ ha pasado con el familiar term√≥metro de mercurio, considerado un riesgo para la salud y el medio ambiente. El cuidado del planeta tambi√©n ha terminado con las bombillas del hogar y su sustituci√≥n por la tecnolog√≠a led. En seguridad tambi√©n se ha ganado en el hogar con la popularizaci√≥n de la vitrocer√°mica de inducci√≥n, cuyo primer modelo compacto no existi√≥ hasta el 99. Pero la comodidad y la posibilidad de a√Īadir nuevas funciones tambi√©n han sido fuertes razones para popularizar en nuestros hogares cosas que ahora son tan habituales como las pantallas planas. √Čstas se llevaron por delante las televisiones ‚Äėcon fondo‚Äô, que algunos utilizaban adem√°s como repisa para extra√Īas figuritas.

Durante estos 20 a√Īos Internet ha permitido el desarrollo de innumerables empresas que han llegado a ser gigantes o que casi lo fueron durante unos meses pero se quedaron a medias. El resumen no es sencillo, en 20 a√Īos han nacido y muerto (o quedado a medias) cientos de grandes compa√Ī√≠as tecnol√≥gicas, as√≠ que centraremos nuestro repaso en aquellas que nos han parecido m√°s significativas y que ha removido m√°s los recuerdos de quienes hacemos larioja.com.

Algunas son reci√©n llegadas y otras apenas las recordamos, pero todas han supuesto un antes y un despu√©s en nuestra vida interna√ļtica. Otras, sin embargo, parec√≠a que se iban a comer el mundo, pero se quedaron por el camino, aunque muchos las recuerdan con nostalgia e incluso puede que ahora (que lo vintage est√° de moda) triunfaran.

Guardemos esta lista ¬Ņqu√© quedar√° de ellas cuando nuestra web cumpla los 40?

... y otros seis que la han conquistado