Amanita de los Césares

AMANITA CAESAREA

Especie característica por su sombrero rojo anaranjado, su amplia volva membranosa y sus láminas y pie amarillos.

Sombrero al principio he­mis­fé­rico, luego convexo a plano-convexo, de 8 a 15 cm de diámetro, de color rojo anaranjado o anaranjado, más claro y amarillento hacia los bordes, que aparecen estriados-plegados por las láminas, con superficie lisa, seca y generalmente sin restos de velo o con trozos muy groseros, pero al principio totalmente recubierto de un velo membranoso, blanco y muy consistente, que lo envuelve como un huevo.

Láminas bastante gruesas, consistentes y muy apretadas, ventrudas, libres del pie y de color blanco amarillento o amarillo, con la arista blanca y algodonosa.

Pie grueso y muy fuerte, progresivamente engrosado hacia la base, de 6 a 15 x 1 a 3 cm, fácilmente separable del sombrero, con superficie lisa y de coloración blanco-amarillenta o amarillo vivo, provisto en el tercio superior de un anillo membranoso, delgado, irregularmente desgarrado y a veces ausente.

Presenta en la base una amplia volva membranosa muy consistente, en forma de saco, de color blanco y desgarrada irregularmente.

Carne gruesa, compacta, blanca, de olor y sabor suaves y agradables.

Confusiones

La A. muscaria carece de volva en forma de saco, su sombrero casi siempre presenta pequeñas escamillas y las láminas son blancas y solamente un poco amarillentas en los extremos.

Ecología

En robledales de Quercus pyrenaica y Q. robur  así como en carrascales y encinares y hasta en las zonas degradadas de jaral.

Dónde localizarla