Qué fue de... Calagurris Rock

El festival que salió de un ‘remanente’

El Club Urbano de Calahorra puso en marcha este evento en el puente de la Constitución de 2005, en la Peña Calagurritana

Sanda SainzSanda Sainz

Durante seis años Calahorra se convirtió en el punto de mira de los grupos riojanos gracias al festival Calagurris Rock, que se celebraba durante el puente de la Constitución con entrada gratuita.

El Club Urbano fue el artífice de esta iniciativa. Por entonces, Miguel Ángel Jiménez era su presidente y Sara Barcenilla la tesorera. Ambos recuerdan con agrado aquellos años.

El colectivo se creó a finales de los noventa y llegó a tener aproximadamente un centenar de socios de la ciudad, de todas las edades. «Aceptábamos cualquier actividad cultural y artística. Nadie se podía quedar sin hacerla», comentan Miguel Ángel y Sara.

El Calagurris Rock fue una fiesta musical en los conciertos y una convivencia de músicos

Destacaba una muestra de arte callejero, Urbania, que funcionó muy bien tanto a nivel de participantes como de público.

Llegó un momento en el que la asociación había generado un remanente. Dinero en la caja. Ya no se celebraba Urbania y decidieron invertirlo en un evento para Calahorra, para disfrute de la gente y promoción de las bandas de La Rioja: el Calagurris Rock.

Miguel Ángel Jiménez (Esta Noche No y Club Urbano).
Miguel Ángel Jiménez (Esta Noche No y Club Urbano).

La cita supuso un punto de unión para los grupos riojanos en un momento en el que se estaba intentando hermanar a los músicos para formar parte de una federación nacional amateur que comenzaba a dar los primeros pasos para su creación. Incluso hubo algún encuentro nacional y se preveía otro en Calahorra que no llegó a celebrarse.

El Calagurris Rock fue una fiesta musical durante los conciertos y continuaba entre los artistas en el albergue con una convivencia que proporcionó contactos para luego colaborar actuando en diferentes lugares.

«Aquí se conocieron muchos grupos que luego fueron a la gala de La Rioja», indica Miguel Ángel que por entonces tocaba el bajo y hacía coros en ‘Esta Noche No’. Los alfareños ‘Infamia’, muy relacionados con Calahorra, de donde es su cantante, Fredy, participaron en todas las ediciones.

El Club Urbano quiso revertir su remanente en la ciudad y hermanar a los grupos de La Rioja

El primer ‘Calagurris Rock, muestra de grupos riojanos’, tuvo lugar en el año 2005 y contó en tres jornadas con diez bandas, que pasaron a trece en la segunda edición y cuatro días, uno dedicado al hip hop. Los años siguientes tocaban nueve participantes en tres días.

Carteles del festival Calagurris.
Carteles del festival Calagurris.

«Algunos cobraban porque tenían caché, aunque poco, es la verdad. Pagábamos el kilometraje y poco más. Había una mezcla de bandas que empezaban, otras que despuntaban y, sobre todo, muy buen ambiente y nivel», señalan Miguel Ángel y Sara.

El Club Urbano pagaba las cenas a los artistas, el albergue para que pernoctasen lo cedía el Ayuntamiento y el equipo de sonido lo ponía a buen precio Multiocio y Zócalo. Bruno Martínez era el técnico y Enrique Cabezón diseñaba la cartelería. Se eligió la Peña Calagurritana por las condiciones del local, con una buena acústica, barra y situado en zona céntrica, cerca de la Plaza del Raso.

El primer año el recinto se quedó pequeño, con mucha gente en la calle y los siguientes el público, de diferentes lugares, también respondió. El evento desapareció, sin ruido, cuando se terminó el remanente de la asociación.

Volver